Feliciano

Increíble historia: Bastian espera a “sus amigos” los recolectores de residuos todos los días