realidadRegional

5 de abril de 2019 | Provinciales

Agmer repudió las declaraciones del Presidente respecto a las fumigaciones

En Entre Ríos, el presidente Macri  había calificado como “irresponsable” al fallo judicial que prohibió fumigar alrededor de las escuelas rurales de la provincia. El gremio docente repudió las declaraciones a través de un comunicado.

 

 

 

La Comisión Directiva Central de AGMER expresa su más enérgico repudio a las declaraciones vertidas por el presidente Mauricio Macri este jueves 4 de abril en la ciudad de Gualeguaychú, donde cuestionó de forma inaudita y con argumentos falaces un fallo judicial que oportunamente celebramos, debido a que el mismo prioriza el derecho a la salud y ha sido el resultado de una lucha ambiental que tuvo a nuestro sindicato como uno de sus protagonistas.

En su discurso, el presidente tildó de irresponsable y absurda la prohibición de fumigaciones en los alrededores de los establecimientos educativos rurales hasta un radio de tres mil metros aéreos y mil metros terrestres. Tal afirmación no hace más que poner de manifiesto el perfil abiertamente regresivo que asume el gobierno nacional para encarar las problemáticas ambientales.

Resaltamos que declaraciones de este tenor son especialmente preocupantes cuando provienen de quien por su cargo tiene la responsabilidad indelegable de velar por los derechos de todos los ciudadanos argentinos. En lugar de esto, opta por ratificar su alineamiento con los intereses de los grandes terratenientes en perjuicio de las comunidades educativas rurales.

A su vez, no puede pasar desapercibido el nivel de desconocimiento sobre el ordenamiento jurídico y los estudios científicos acerca del tema, mediante los cuales se ha demostrado con sobradas evidencias el impacto de los agrotóxicos sobre las personas y el ambiente, máxime en una provincia que cuenta con las tasas más elevadas de cáncer de acuerdo con los indicadores epidemiológicos oficiales.

Este hecho de suma gravedad representa un capítulo más en el enfrentamiento que el gobierno nacional ha decidido tener, ya no sólo con el colectivo docente que defiende sus condiciones laborales y salariales o con el concepto de educación pública como derecho social, sino también con el futuro y la vida de decenas de miles de niños y niñas que asisten a las escuelas rurales en nuestra provincia y están expuestos al envenenamiento a causa de un modelo productivo contaminante.

Como organización instamos al presidente a rectificar sus dichos e informarse seriamente sobre la problemática ambiental y sanitaria, al mismo tiempo que seguiremos junto a otros sectores sosteniendo la pelea por un modelo productivo sustentable y escuelas libres de contaminación.

compartí esta nota